Inicio » SOCIEDAD » Seis funcionarios ediles mueren en ataque e incendio a la Alcaldía
Seis funcionarios ediles mueren en ataque e incendio a la Alcaldía

Seis funcionarios ediles mueren en ataque e incendio a la Alcaldía

Seis funcionarios municipales fallecieron asfixiados, en el edificio de la Alcaldía central, luego de que una manifestación de padres de familia derivara en destrozos, quema de muebles y documentos del gobierno local.

La alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, y funcionarios ediles denunciaron que se llamó en reiteradas oportunidades a la Policía para pedir el resguardo del edificio ante la movilización que partió de varios puntos de la ciudad.

Los manifestantes, que se reunieron desde las 08.00 de ayer en sus respectivos distritos, llegaron a puertas de la Alcaldía a las 09.15. Había padres y madres de familia,  algunos alumnos, dirigentes de organizaciones sociales de la Central Obrera Regional (COR) y la Federación de Gremiales.

La protesta exigía a la Alcaldía obras para las unidades educativas a las que les hace falta mobiliario y mejoras en su infraestructura.

Ataque

Tras apostarse, en frente de la Alcaldía, sin resguardo policial, los padres de familia comenzaron con gritos de protesta. Un grupo menor tomó piedras y las lanzaron contra el inmueble, utilizaron, además, otras más grandes para abollar y destruir las puertas.

A las 10.45 lograron ingresar y el primer lugar que fue atacado fue la oficina Sumariante, de donde sacaron varios documentos, mamparas, equipos de computación y muebles que fueron quemados en la calle. Luego llegaron a la Unidad del Programa Escuelas Dignas. En ambos ambientes, y en la puerta principal prendieron fogatas con los materiales que fueron saqueados.

Varios jóvenes, algunos cubiertos con telas en el rostro, fueron los que iniciaron con la destrucción de las oficinas, primero rompieron los vidrios, y al hacerlo eran aplaudidos por los padres de familia, que les decían que rompan las puertas y así lo hicieron.

Uno de los jóvenes, con un palo en la mano y trepado sobre uno de sus compañeros, rompió una cámara de seguridad, luego ayudado por otras seis personas, lograron quebrar una cortina metálica que sirve como puerta.

Los funcionarios ediles colocaron muebles detrás de la puerta principal para evitar que la turba ingrese a las oficinas y desde dentro empezaron a echar agua fría, lo mismo que desde la terraza, ubicada en el quinto piso.

La Policía llegó al lugar a las 12.00, dispersó a los manifestantes con agentes químicos y prestó resguardo posterior al edificio.

Chapetón, en conferencia de prensa, aseguró que la intención principal de los atacantes fue destruir documentación que implica a exautoridades ediles. Recordó que en la oficina Sumariante se logró recabar información sobre 120 ítems fantasmas, denuncia que iba a ser presentada el lunes  y que involucra a representantes de las organizaciones sociales.

“Nosotros comprendemos que hay una demanda que no viene de siete meses, sino que son de varios años. Lo más lamentable es que se ha utilizado a padres de familia, se ha atentado contra funcionarios públicos y  la Policía  ha demorado demasiado en atendernos”, lamentó la autoridad.

Los funcionarios de la Alcaldía gritaban ¡socorro! ¡ayúdennos!, algunos desde las ventanas y otros desde la terraza porque el humo llegó a todos los ambientes.

Más que el fuego, el humo comenzó a rodear el edificio de cinco pisos, ubicado en la zona Santiago I del Distrito 2 de El Alto, en el que funciona la Alcaldía central junto a algunas oficinas y el despacho de la Alcaldesa.

Las ventanas posteriores sirvieron para que funcionarias municipales con sus bebés en brazos, señoras de la tercera edad y otros logren escapar.

Lo hicieron en el cuarto piso, con ayuda de telas e incluso una grúa los ayudó a bajar a los techos de la parte trasera del edificio.

Los más afortunados salieron ilesos, pero fueron 23 los heridos por contusiones, por golpes, al intentar bajar por las ventanas, y por cortes, cuando rompían vidrios que daban a la calle para poder respirar e intoxicaciones tras inhalar monóxido de carbono.

Fallecidos

Sin embargo, seis personas, que se encerraron en el baño del primer piso, no corrieron la misma suerte. En su intento de salvaguardar su integridad, trataron de refugiarse y al estar en un ambiente sin ventilación el humo generado por la quema se acumuló y los asfixió.

Según testigos, cuando se intentó auxiliarlos los cuerpos ya no tenían signos vitales.

Los tres varones y las tres mujeres llegaron sin vida al Hospital Boliviano Holandés.

Los bomberos iniciaron sus tareas a las 12.00 con tres carros y tardaron una hora en apagar el fuego. Personal médico y de enfermería de este nosocomio colaboraron con los bomberos para trasladar a los heridos y fallecidos.

A pesar de esa situación, algunos padres de familia se acercaron para seguir exigiendo sus obras y culpar de lo sucedido a la Alcaldesa, lo que provocó la reacción de los ediles, quienes les recriminaron por la violencia.

La directora de Asesoría Jurídica, Sonia Vallejo, quien se salvó del siniestro al estar dentro del inmueble, anunció que se iniciarán acciones penales, en contra de los autores materiales e intelectuales que derivó en las muertes.

“Es mi deber, a pesar de estar destrozada, anunciar procesos por los decesos, los destrozos y todo lo ocurrido”, dijo.

Familiares, de las personas fallecidas marcharon hasta el Hospital Boliviano Holandés con letreros que contra el Gobierno central y funcionarios llegaron en marcha al mismo lugar con rozones negros y oraron en la puerta,

Por la noche se instaló una vigilia en la Alcaldía y se llevó a cabo un velorio simbólico.

La Razón.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*